10457 - CURSO NATURALEZA Y CULTURA EN LA GRECIA ANTIGUA: EN TORNO A LA FUNDACIÓN DEL ESPACIO POLÍTICO GRIEGO
3 ECTS
No se solicitan CRAU
Del 1 de Julio al 30 de Septiembre del 2018
Modalidad Actividad On-Line
Promotores CENTRO DE ESTUDIOS DEL PRÓXIMO ORIENTE Y LA ANTIGÜEDAD TARDÍA (Universidad de Murcia)
Dirección de la actividad GONZALO MATILLA SEIQUER PROFESORES TITULARES DE UNIVERSIDAD (UNIVERSIDAD DE MURCIA),  JOSE ANTONIO MOLINA GOMEZ PROFESOR CONTRATADO DOCTOR TIPO A (DEI) (UNIVERSIDAD DE MURCIA)

Información y Contacto

JOSÉ JAVIER MARTÍNEZ GARCIA
INVESTIGADOR LICENCIADO  (UNIVERSIDAD DE MURCIA
868883890 666125197

Precio de Matrícula

Precio general
70€

Inscripción Actividad

Matrícula abierta
del 01/05/2018 al 25/06/2018
Solicitud de Beca abierta
del 01/05/2018 al 25/06/2018
Las investigaciones antropológicas sobre las llamadas «culturas primitivas» están de acuerdo en que en ellas no funciona todavía la distinción entre naturaleza y cultura. No hay una frontera entre lo humano y lo no-humano, entre la «cultura» del hombre y la «naturaleza» neutralizada y mecanizada (esta noción está ausente), sino más bien una continuidad entre lo uno y lo otro. Por lo que se refiere al estudio de los relatos sobre el establecimiento de cultura en la Grecia Antigua, la situación de partida es doble. Por una parte, la relación de los griegos con su entorno natural reconoce una continuidad entre «naturaleza» y «cultura» (los accidentes «físicos» son elementos de cultura, no de naturaleza). Por otra parte, el conocimiento y la cultura se conciben como separación y control de lo que de ese modo queda constituido como «naturaleza» (y también, en otro sentido, de lo «bárbaro»). La noción griega de asentamiento humano comporta la idea de conquista cultural en el sentido más básico de la palabra «cultura»: la cultura, o sea, el cultivo, se arranca al bosque sin cultivos; a la vez, los campos de cultivo se conciben como parte constitutiva del territorio cultural y político. De hecho, el verbo que traducimos por «fundar» (por ejemplo un altar o una ciudad) se refiere básicamente al acondicionamiento de un terreno para el cultivo, la rotura y el desbroce implicados en el ganar un espacio para el hombre.
El establecimiento de «cultura» comporta pues una ambigüedad fundamental: la conquista «cultural» es separación y ruptura, incluso destrucción y violación de algo. En Grecia misma los marcadores culturales (agricultura, navegación, pólis, etc.) son interpretados de forma ambivalente: por un lado, son un logro de los hombres, eso que los separa de los animales; por otro, estos logros son vistos como transgresiones o síntomas de decadencia. De manera interesante para el intérprete moderno, los relatos griegos acerca del surgimiento de la cultura sugieren cierta pérdida como resultado de las llamadas actividades «culturales» del hombre, pues, consistiendo estas en la domesticación, intervención y dominio de la naturaleza, sugieren en cierta manera la tendencia a lo que luego, cuando lo que haya no sea ya Grecia, será el problema de la «técnica».
Personas interesadas en el mundo griego
  • Consideraciones preliminares sobre la palabra physis
  • «Naturaleza» y «dioses» en la Ilíada
  • Marcadores culturales en la Odisea (I): Lotófagos
  • Marcadores culturales en la Odisea (II): Polifemo
  • Marcadores culturales en la Odisea (III): Eolo y lestrigones
  • Marcadores culturales en la Odisea (IV): Circe
  • Marcadores culturales en la Odisea (II): Calipso
  • Paralelos: El Génesis y el Gilgamesh
  • Cultura como fundación: la fundación de Cirene
© Universidad de Murcia - ATICA v.2.5.2
recomendaciones de navegación | contactar | incidencias | sugerencias
Estudios Propios de la Universidad de Murcia
Edificio Luis Vives. Campus de Espinardo
30071 Murcia (España)
Teléfono: +34 868 88 3321